Contribuye a la relajación antes del sexo, siendo estimulante al hombre al presenciar cómo los sentidos de la mujer, se van despertando. El objetivo no es lograr el orgasmo, sino proveer placer y relajación… intensificando el orgasmo.

Él puede continuar introduciendo el dedo meñique de la mano derecha en el ano, con ayuda de lubricante, cremas o aceites de masaje.

Puede que ella tenga orgasmos pero esto no inhibe de continuar con el masaje.

En Hotel Tantra disponemos de un amplio equipo de profesionales, masculinos y femeninos, garantizando  uno de los mejores servicios de masaje erótico para mujeres en Madrid.