A continuación algunos de ellos:

Ayudan a relajarnos
Ayudan a nuestro sistema linfático
Mejoran la circulación
Ayudan a eliminar toxinas
Calman el dolor muscular
Ayuda a estimular el sistema glandular lo que estabiliza las hormonas.
Ayuda a aliviar la presión en la espalda, el cuello y las articulaciones causado por mala la postura o debilidad muscular.
Ayudan a dormir mejor