Tantra massage in your hotel room

Para romper el hielo un buen masaje…

Para romper el hielo un buen masaje…

La mayor parte de las personas generalmente está acostumbrada a considerar la intimidad como completamente desconectada de la experiencia social que se vive, por ejemplo, en el trabajo, en la familia, con los amigos, etc. En un cierto sentido esto es verdad, pero no tanto porque no hay nexos y puentes entre los dos ámbitos, cuanto porque la intimidad está escondida y, en cierta medida, secreta,
mientras las relaciones que forman parte de la propia rutina son en su mayoría públicas.
En consecuencia, existe una conexión entre el modo en el que una persona vive su sexualidad y el modo como se manifiesta en el mundo, en sentido amplio. Profundicemos punto por punto, con el fin de aclarar lo más posibles algunos matices importantes.

La seducción.
El primer evento en la esfera sexual entre dos individuos es la seducción. Puede hacerse espacio espontánea y misteriosamente en cualquier lugar y momento, también cuando menos se lo espera; a veces provoca asombro absoluto ¡incluso el objeto mismo de la propia atracción!
La seducción lleva en primer plano el magnetismo y la capacidad de abandonarse a una fuerza ancestral estupenda pero, a nivel social, también potencialmente desestabilizadora.
De la forma como una persona está en el espacio de la seducción se pueden entender muchas de sus características:
• Si es magnética, densa, carismática y tiende a atraer, o si es ligera, móvil, dinámica y tiende a ser atraída;
• Si tiende a dejarse llevar con facilidad a un incomprensible misterio natural o si prefiere ejercitar un control sobre sí misma y sobre su realidad;
• Si está en paz con su parte animal y se divierte o bien está en conflicto o la rechaza;
De cómo una persona se mueve en el territorio de la seducción se pueden comprender matices adicionales:
• Si lleva dentro de sí mil ilusiones y fantasías románticas, si prefiere el simple y puro juego de Eros o si prevalece en ella la frialdad que la hace insensible a esta fase;
• Si vive la atracción sexual con diversión, sentimiento de culpa o vergüenza, o bien como una adulación personal o una probable acumulación de apegos y obsesiones;
• Si se es esencial e instintivo, o pasional y agresivo, o dulce y formal, o hedonista y fantasioso.

Author Info

tantra luxury

No Comments

Post a Comment

Para romper el hielo un buen masaje…

La mayor parte de las personas generalmente está acostumbrada a considerar la intimidad como completamente desconectada de la experiencia social que se vive, por ejemplo, en el trabajo, en la familia, con los amigos, etc. En un cierto sentido esto es verdad, pero no tanto porque no hay nexos y puentes entre los dos ámbitos, cuanto porque la intimidad está escondida y, en cierta medida, secreta,
mientras las relaciones que forman parte de la propia rutina son en su mayoría públicas.
En consecuencia, existe una conexión entre el modo en el que una persona vive su sexualidad y el modo como se manifiesta en el mundo, en sentido amplio. Profundicemos punto por punto, con el fin de aclarar lo más posibles algunos matices importantes.

La seducción.
El primer evento en la esfera sexual entre dos individuos es la seducción. Puede hacerse espacio espontánea y misteriosamente en cualquier lugar y momento, también cuando menos se lo espera; a veces provoca asombro absoluto ¡incluso el objeto mismo de la propia atracción!
La seducción lleva en primer plano el magnetismo y la capacidad de abandonarse a una fuerza ancestral estupenda pero, a nivel social, también potencialmente desestabilizadora.
De la forma como una persona está en el espacio de la seducción se pueden entender muchas de sus características:
• Si es magnética, densa, carismática y tiende a atraer, o si es ligera, móvil, dinámica y tiende a ser atraída;
• Si tiende a dejarse llevar con facilidad a un incomprensible misterio natural o si prefiere ejercitar un control sobre sí misma y sobre su realidad;
• Si está en paz con su parte animal y se divierte o bien está en conflicto o la rechaza;
De cómo una persona se mueve en el territorio de la seducción se pueden comprender matices adicionales:
• Si lleva dentro de sí mil ilusiones y fantasías románticas, si prefiere el simple y puro juego de Eros o si prevalece en ella la frialdad que la hace insensible a esta fase;
• Si vive la atracción sexual con diversión, sentimiento de culpa o vergüenza, o bien como una adulación personal o una probable acumulación de apegos y obsesiones;
• Si se es esencial e instintivo, o pasional y agresivo, o dulce y formal, o hedonista y fantasioso.

Author Info

tantra luxury

No Comments

Post a Comment

Para romper el hielo un buen masaje…

La mayor parte de las personas generalmente está acostumbrada a considerar la intimidad como completamente desconectada de la experiencia social que se vive, por ejemplo, en el trabajo, en la familia, con los amigos, etc. En un cierto sentido esto es verdad, pero no tanto porque no hay nexos y puentes entre los dos ámbitos, cuanto porque la intimidad está escondida y, en cierta medida, secreta,
mientras las relaciones que forman parte de la propia rutina son en su mayoría públicas.
En consecuencia, existe una conexión entre el modo en el que una persona vive su sexualidad y el modo como se manifiesta en el mundo, en sentido amplio. Profundicemos punto por punto, con el fin de aclarar lo más posibles algunos matices importantes.

La seducción.
El primer evento en la esfera sexual entre dos individuos es la seducción. Puede hacerse espacio espontánea y misteriosamente en cualquier lugar y momento, también cuando menos se lo espera; a veces provoca asombro absoluto ¡incluso el objeto mismo de la propia atracción!
La seducción lleva en primer plano el magnetismo y la capacidad de abandonarse a una fuerza ancestral estupenda pero, a nivel social, también potencialmente desestabilizadora.
De la forma como una persona está en el espacio de la seducción se pueden entender muchas de sus características:
• Si es magnética, densa, carismática y tiende a atraer, o si es ligera, móvil, dinámica y tiende a ser atraída;
• Si tiende a dejarse llevar con facilidad a un incomprensible misterio natural o si prefiere ejercitar un control sobre sí misma y sobre su realidad;
• Si está en paz con su parte animal y se divierte o bien está en conflicto o la rechaza;
De cómo una persona se mueve en el territorio de la seducción se pueden comprender matices adicionales:
• Si lleva dentro de sí mil ilusiones y fantasías románticas, si prefiere el simple y puro juego de Eros o si prevalece en ella la frialdad que la hace insensible a esta fase;
• Si vive la atracción sexual con diversión, sentimiento de culpa o vergüenza, o bien como una adulación personal o una probable acumulación de apegos y obsesiones;
• Si se es esencial e instintivo, o pasional y agresivo, o dulce y formal, o hedonista y fantasioso.

Author Info

tantra luxury

No Comments

Post a Comment